LO MAS DESTACADO

Restriciones por ayuntamientos COVID

Situación coronavirus Galicia

Etapa Camino de Inverno por O Saviñao

Ruta de senderismo

Dolmen de Abuime

Castro de Arxeriz

Idiomas

PATRIMONIO

El término municipal de O Saviñao posee un abundante y valioso patrimonio. En arqueología cabe destacar el Anta de Abuime o campo de Mamoas de Abuime; situado en una llanura de la parroquia del Saviñao a unos cuatro kilómetros de Escairón, de él se conservan gran parte de ellos.
Existen numerosos castros en este municipio, se contabilizan unos ventisiete (Castro de Abuime, Castro da Torre en Freán, Castro de Illón en Licin, Castro da Portela en Diomondi, Castro de Mourelos, Castro da Besta en Vilelos, Castro de Villacaiz, … etc.). Destacando el de Villacaiz y el de Abuime por su fácil visibilidad.

 En arquitectura civil existen distintas entre las que podemos resaltar:
– El pazo de Vilelos, de planta en L, con una capilla de unos cien metros cuadrados y flanqueada por los escudos de los Ulloa, que regentaron este pazo durante varias generaciones; sus fundadores fueron don Juan González de Ulloa y doña Catalina López de Sober.
– El pazo de Arxeriz que fue propiedad de Juan López Súarez (Xan de Forcados), su primer fundador fue Gonzalo Raxo, caballero de la Orden de Santiago a mediados del siglo XVI. Tiene planta cuadrada y destacan sus dos blasones situados en la fachada norte del pazo; posee numerosas dependencias anejas que fueron restauradas recientemente.
– Casa da Abadía de Santo Esteban de Ribas de Miño, esta rodeada por un muro de piedra y se accede por un portalón con arco de medio punto, tiene planta rectangular y una capilla exterior de pequeñas dimensiones.- Pazo das Cortes, situado enfrente de la iglesia románica de San Pelayo de Diomondi, tiene planta en U y adosada una capilla dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Al lado de la portada tiene los escudos de los Somoza, del siglo XVIII.
El único edificio que podemos considerar de arquitectura militar en O Saviñao es la torre-fuerte de a Candaira en Rebordaos, es del siglo XIII, con planta cuadrada de 9,81 por 9,94 metros; consta de tres plantas, en la última están las almenas. Fue propietario de la torre don Francisco de Garza de Quiroga Taboada y Álvarez de Castro, señor de Tor. En la actualidad es su propietario don Álvaro Taboada de Zúñiga. Además de estos pazos podemos citar: El pazo de Lamaquebrada en Fión, el pazo de Casadonas en Licin, el Pazo de Fraguas en Louredo, Casa Grande de Mosiños, … etc y más casas que forman parte del patrimonio de O Saviñao.

Torre  A Candaira

Pazo Arxeriz

ROMÁNICO EN O SAVIÑAO

 

Dentro del patrimonio de O Saviñao tiene especial relevancia las iglesias románicas que existen en este municipio.
– San Martín de a Cova, procede del antiguo monasterio de la orden de San Agustín cuyo priorato fue suprimido en 1824. La obra tiene planta rectangular con nave y ábside, la puerta principal presenta arco de medio punto con dos arquivoltas en baquetón. En el interior destacan la bóveda de cañon y unas pinturas del ábside que son del siglo XVII, representan a la Santísima Trinidad y tres retablos de los siglos XVII y XVIII.

– San Lorenzo de Fión, de la obra románica se conservan el ábside y dos tramos del primer tercio del siglo XII, la cabecera es semicircular y ofrece al exterior tres fragmentos divididos por columnas adosadas. En el interior tiene tres retablos y pinturas murales del siglo XVI.

– Santa María de Seteventos. Esta iglesia de finales del siglo XII, conserva las características propias del románico en la Ribeira Sacra, pero además se conservan en su interior unas pinturas murales en arco triunfal y muro colindante, presididas por el Pantocrator nos muestra las cualidades de los bienaventurados y las figuras monstruosas del infierno.

– Santa María de Marrube, la planta consta de nave y ábside, el arco triunfal tiene ornamentación vegetal; en el exterior destaca la puerta principal, abocinada con tres arquivoltas en baquetón; en el interior destacan las pinturas murales que cubren el cascarón y la bóveda donde aparece la figura del Salvador y el Niño Jesús recibiendo regalos en brazos de la Virgen María.

– San Estevo de Rivas de Miño. Es también monumento nacional desde 1.931. Tiene base y ábside; la nave dividida en cuatro compartimentos por arcos apuntados y el ábside con bóveda de cañón y tramo semicircular. En el exterior destacan la fachada principal con puerta abocinada de cuatro arquivoltas de medio punto sobre columnas de mármol. En la arquivolta menor presenta siete figuras sentadas que evocan los ancianos de la apocalipsis; también posee un rosetón de casi cuatro metros de diámetro.

– San Pelayo de Diomondi fue declarado monumento nacional el 3 de junio de 1.931; es un templo de origen monástico de planta rectangular y nave dividida en cinco partes por arcos de medio punto apuntados en su exterior destaca la puerta principal, abocinada que presenta cuatro arquivoltas tóricas con fustes lisos y capiteles historiados. El alzado norte se encuentra tapado por el palacio episcopal, que fue residencia de verano de los obispos de la diócesis de Lugo.

– San Vitorio de Ribas de Miño. A esta iglesia de estilo románico se le añadió la sacristía, consta de nave y ábside, con arco triunfal de medio punto. En el exterior sobresale la puerta principal con tres arquivoltas que descansan sobre columnas de fustes lisos; en su interior destaca una imagen de la Virgen del Rosario y una custodia de oro y plata.

San Martín de a Cova

San Pelayo de Diomondi

San Lorenzo de Fión

Santa María de Marrube

San Estevo de Rivas de Miño

San Vitorio de Ribas de Miño

Santa María de Seteventos

Ir al contenido